De la Serna y Arístegui pudieron pagar sobornos como consultores