La Guardia Civil interviene para impedir el voto electrónico