Gritos de apoyo a Forcadell a las puertas del Supremo: "¡No estás sola!"