El Gobierno ve en la declaración de Forcadell que "la vuelta al orden constitucional empieza a ser una realidad"