El Gobierno baraja tramitar como proyecto de ley el decreto criticado por la oposición