La Generalitat estudia recortar el sueldo a los funcionarios para evitar despidos