La Generalitat de Cataluña compra 8.000 urnas para el referéndum