Gabriel Rufián: ¿Por qué Carme Forcadell puede acabar en un juzgado y Fernández Díaz en la embajada del Vaticano?