Según grupos feministas, la nueva ley del aborto provocará "abortos clandestinos"