Correa enmudece ante las defensas y solo responde a su abogado