Homs augura un acuerdo con la CUP que dejará "con un palmo de narices"