Fraga, enamorado de su tierra hasta la lágrima