Figar pagó a la trama Púnica 21.240 euros por 33 páginas con faltas de ortografía