El rey Juan Carlos I, en La Habana para asistir al funeral de Fidel Castro