Fernández Díaz reconoce que el Prat "es un punto especialmente sensible"