El Rey aboga por la "colaboración leal y generosa" de las instituciones