El rey Felipe VI se despide de Manuel Marín en la capilla ardiente