Felipe González espera que no se someta a Rajoy al "Váyase" que él padeció