La brutal actuación de los mossos d'esquadra obliga al consejero Puig a pedir disculpas