Las farmacias catalanas ven "impresentables" las palabras de la Generalitat