Pons dice que en España "si lo has hecho mal lo pagas, por muy importante que sea la familia a la que pertenezcas"