Los nuevos ministros prometen sus cargos