Arranca la precampaña con promesas a cuenta de los impuestos