El PSOE, dividido a cuenta de la reforma constitucional