España registró 1168 parados al día en 2012