Los políticos reaccionan tibiamente al comunicado de los presos de ETA