Empleados y clientes impugnarán el acuerdo de intervención de Banco Madrid