García-Page aboga por "anteponer los intereses de España a los del PSOE"