El PP teme una coalición y el PSOE no desvela quién sería su socio favorito