ETA exige la libertad de sus presos, que "pagan el amor a su patria con la cárcel"