La CIV constata, a través de contactos directos con ETA, que la banda está "preparada para dialogar"