Don Juan Carlos mantendrá de forma vitalicia el título de rey y el tratamiento de majestad