Diego Torres apura sus bazas