La Justicia no ve delito en la resolución independentista del Parlamento catalán