Puigdemont apuesta por una constitución catalana y descarta declarar la independencia