El cura narra su experiencia ante el radical: "Yo nunca tuve miedo, pero sí tensión"