España, próximo país en recibir refugiados