Una mayoría de diputados del PSOE coincide en que otras elecciones es la peor opción