Diputados socialistas comparten con la gestora que lo peor son otras elecciones