Cospedal, increpada en las calles de Madrid