Jaume Matas intenta pactar con la Fiscalía para evitar volver a la cárcel