La reforma de la residencia en el Pardo de Corinna costó más de 2 millones de euros