Continuidad y pocos cambios en el reinado de Felipe VI