Multas de hasta 300.000 euros para luchar contra la piratería en Internet