El Congreso apoya con una gran mayoría la abdicación del rey don Juan Carlos