La policía blinda el Congreso ante la protesta ciudadana contra el Gobierno