Madrid pagó a través del Canal de Isabel II la reputación 'online' de González