Rajoy se reúne con los suyos y transmite una imagen de prudencia