Ciudadanos intenta aprovechar su momento