La Guardia Civil niega que actúe ilegalmente deportando inmigrantes